Vitoria-Gasteiz está preparada para organizar grandes eventos deportivos porque cuenta con una ciudadanía activa que se implica en su retorno social

 

 

 

 

 

 

 

Audio Estibaliz Canto

La concejala Estibaliz Canto destaca en el Congreso Internacional de Deporte en las Grandes Ciudades la importancia de relacionar la organización de grandes eventos con la filosofía del deporte para todas y todos

La concejala de Cultura, Educación y Deporte, Estibaliz Canto, ha intervenido en la jornada de hoy como ponente en el panel “Grandes Eventos” organizado por el “Congreso Internacional del Deporte en las Grandes Ciudades” que se celebra desde ayer en Barcelona.

La mesa de debate, la ha abierto el ex Secretario de Estado para el Deporte y actual director de Deportes Profesionales del Fútbol Club Barcelona, Albert Soler, y han intervenido también Marisol Casado, presidenta de la Unión Internacional de Triatlón, Simon Cooper, Jefe de Deportes de Londres, Maite Fandos, Diputada de Deporte de la Diputación de Barcelona, y Federica Sechi, gestora de proyectos de Comités Organizadores de Juegos Olímpicos.

Canto ha puesto el ejemplo de Vitoria-Gasteiz, que este año organiza entre otros eventos, la Copa de la Reina de Baloncesto y la Final Four.

La tesis principal de Canto ha sido que “una ciudad como Vitoria-Gasteiz está preparada para organizar grandes eventos porque cuenta con un municipio que cuida las políticas del deporte para todas y para todos y con una ciudadanía activa que se implica en su retorno social”

Es decir –ha insistido- que invertir en la organización de un gran evento deportivo, no puede realizarse sólo por el mero hecho de traer un evento deportivo que repercuta, o no, durante la celebración del mismo, sino que debe ser el culmen de una política integral deportiva que empieza por el cuidado de la base, sigue por la oferta deportiva, la inversión en instalaciones deportivas, el cuidado de abonados, la aparición de clubes, federaciones, afición y termina en la construcción de una ciudad que entiende el deporte y la práctica de la vida saludable como parte de su día a día”.

En ese sentido, Canto ha expuesto que Vitoria-Gasteiz es una ciudad que, “comparada con Buenos Aires, Londres o Barcelona, es una pequeña gran ciudad que, sin embargo, tiene una gran experiencia en la organización de eventos deportivos de éxito y con retorno social en los últimos años”, cuestión que solo es posible, en palabras de la responsable de deportes “porque lleva varias décadas construyendo una ciudad por y para el deporte”.

Eso significa –ha insistido- que cuando ofertas el carnet de abonado, se apuntan 95.000 personas, que cuando construyes 14 centros cívicos con instalaciones deportivas, éstas se llenan, que cuando realizas una inversión público-privada para traer eventos, las instituciones y las organizaciones se apuntan y el público las llena, pero sobre todo, que deja un poso en la ciudad que contribuye al desarrollo de una vida saludable y plena”. “Ese diría yo que es el secreto de Vitoria-Gasteiz” ha resumido.

Canto ha destacado también la importancia de cara a la ciudadanía de ser más transparentes con la inversión pública que se realiza en la organización de eventos “y es que, si no somos capaces de explicar el retorno de cada euro y que se vean los beneficios, la ciudadanía acaba pensando que el evento y su ciudad se convierten en un <Monopoly> y no un evento real. Para ello, sería importante también que las ciudades estableciéramos criterios objetivos para poder cuantificar la inversión, convirtiendo la organización de un evento en algo de claro beneficio mutuo evento-ciudad”.

En ese sentido, -ha continuado- Final Four y Copa de la Reina son dos eventos por los que había que apostar, por elementos diferentes pero igualmente importantes para una ciudad. La Final Four es evidente su retorno por número de personas, proyección internacional para la ciudad, etc. La Copa de la Reina de Baloncesto, su importancia radicaba en potenciar y visibilizar el deporte femenino, consiguiendo una repercusión no sólo durante el evento sino para el futuro de la disciplina, convirtiendo a las deportistas en los referentes que hoy en día todavía les faltan a las niñas y a los niños”.

Así, el resultado concreto del evento deportivo, se debe convertir en lo de menos para la administración pública, lo de más, es por tanto, la capacidad de que un evento deportivo deje un poso de retorno social cuantificable cuantitativa y cualitativamente. Y considero que el beneficio real no será nunca posible sin una ciudad que trabaja el deporte desde el origen, como hace Vitoria-Gasteiz” ha concluido.